Технологии
01.12.2019
58

Испанская разведка защитит саммит ООН по климату от кибератак

Национальный разведывательный центр (НРЦ) Испании в сотрудничестве с Министерством внутренних дел обеспечит защиту от кибератак на саммите ООН по климату, который пройдет со 2 по 13 декабря в Мадриде. Об этом заявил представитель Национального криптологического центра Хавьер Кандау (El subdirector del CCN, Javier Candau).

Он также рассказал, что с начала года в Испании зафиксировано 36 серьезных кибератак, 20 из которых имели иностранное происхождение.

El Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al CNI, ha detectado durante este año 36 ciberataques calificados como «críticos» a ordenadores y sistemas informáticos del sector público y de empresas de sectores estratégicos, de los cuales 22 tuvieron «origen de Estado», es decir, de terceros países.
El subdirector del CCN, Javier Candau, ha ofrecido este miércoles los datos de ciberataques detectados en 2019 por este centro durante la presentación de las XIII Jornadas CCN-CERT, el mayor congreso en ciberseguridad de España y que este año se celebrará los días 11 y 12 de diciembre en Madrid.
Aunque Candau ha eludido concretar de qué países provenían esos ataques, ha añadido que se suelen repetir dos o tres naciones como origen de los mismos.
La lucha de la Policía Nacional contra el cibercrimen: «Los malos tienen más recursos»
Las incidencias que el CCN cataloga como «críticas» son las de peligrosidad más alta y para llegar a esa conclusión el centro tiene en cuenta diferentes factores como el autor del ataque, el organismo que lo sufre o el tiempo que se tarda en resolverlo (en los críticos se suele tardar más de una semana).
En el caso de los «ataques de Estado», Candau ha indicado que lo que pretenden sobre todas las cosas es «pasar desapercibidos». «Quieren estar con nosotros todo el tiempo que puedan, un año, dos años, por lo que hay que tener una capacidad de detección muy fina».
En cuanto a los datos globales, este año se prevé llegar a los 37.000 incidentes en organismos públicos y sectores estratégicos, una cifra ligeramente inferior a la de 2018, de unos 38.000.
El centro los recibe de las administraciones afectadas, sean nacionales, autonómicas o locales, a través de la herramienta Lucía, de la que estos organismos echan cada vez más mano, ya que el porcentaje de avisos por esta vía ha pasado de ser el 5% en 2016, cuando se puso en marcha, al 35% en 2019.
Se catalogan entonces en cinco niveles de peligrosidad, de L0 a L5, y antes de los «críticos» figuran los incidentes «muy altos», de los que este año se han detectado 1.800 (1.014 en 2018). En 2018 los «críticos» fueron 29.